Álvarez, B. y Mezzano A. 

 UBACyT. Universidad de Buenos Aires

RESUMEN

El presente trabajo es un ejercicio del modo de pensar psicoanalítico freudiano, que se practica como parte del ensamble conceptual que explora el objeto de investigación del Proyecto UBACyT (P087): “Acerca de las culturas de las cátedras de una organización de música popular. Historia e identidad. Patrimonio cultural”, llevado a cabo en la Facultad de Psicología de la UBA, bajo la dirección de la Lic. Alicia Nora Corvalán de Mezzano. Es una articulación con viñetas del material recolectado en el trabajo de campo, en relación a dos temas de interés para la investigación: la cultura de un pueblo o institución, desde lo que puede considerarse el mito fundacional; y su estructura libidinal, desde los tipos libidinales propuestos porFreud en su obra de 1931. La institución investigada refleja en sus  relatos la necesidad que tiene una organización de acordar transmitir sus creencias a modo de relatos de carácter mítico, cuya modalidad se asemeja a formas practicada por un pueblo.

Palabras clave

Cultura Libido Saga Mito

ABSTRACT

AN EXERCISE IN PSYCHOANALYTICAL THINKING AS A RESEARCH INSTRUMENT

The present work is an exercise in Freudian psychoanalytical thinking. It is used by the research team as an approach to understand the object of research of Project UBACyT (P087): An approximation to the cultures within the departments of an organization dedicated to popular music. History and identity. Cultural Heritage. The work has been collected and formulated around two main foci: 1. the culture of the people from a foundational legend, and 2. its libidinal structure based on libidinal types proposed by Sigmund Freud in 1931. The work was conducted at the University of Buenos Aires under the direction of Lic. Alicia Nora Corvalán de Mezzano. The study found that the institution researched needed to express its beliefs through a series of mythical stories. This practice was found to be similar to the ones carried out by primitive peoples.

Key words

Culture Libido Saga Muth

 INTRODUCCIÓN

“La comparación de la infancia del individuo humano con la historia temprana de los pueblos ya se ha revelado fecunda en muchos sentidos…El modo de pensar psicoanalítico se comporta como un nuevo instrumento de investigación. El aplicar sus premisas a la psicología de los pueblos permite tanto plantear problemas nuevos como ver bajo una luz diferente los ya elaborados y contribuir a solucionarlos”. S. Freud (1) La institución entendida como “el conjunto de las formas y las estructuras sociales instituidas por la ley y la costumbre”, que en su propia finalidad se distingue e identifica, es primeramente una “formación de la sociedad y de la cultura”(2). En la cultura humana, se aprecian dos rasgos: el primero refiere al saber y poder-hacer que los individuos han adquirido para apropiarse de los bienes. El ser humano transita por caminos recorridos anteriormente, con la ayuda de los instrumentos obtenidos en hazañas culturales. La belleza, la limpieza y el orden ocupan un lugar determinado en la cultura, en particular éste último, que se presenta como arquetipo del orden humano: “es una suerte de compulsión a la repetición, que una vez instituido, decide cuándo, dónde, y cómo algo debe ser hecho”(3).

El segundo rasgo comprende las normas que regulan los vínculos entre los individuos y la “distribución de los bienes asequibles”. Todo vínculo recíproco entre los seres humanos es influido por la “medida de la satisfacción pulsional” que los bienes le brindan y porque él mismo puede relacionarse con otro individuo como un bien, si éste último”explota su fuerza de trabajo o lo toma como objeto sexual”(4). Según Freud lo que distingue a la cultura es la estima y el cuidado dispensados a las tareas intelectuales, científicas y artísticas, es decir, a las actividades psíquicas superiores(5); la sublimación de las pulsiones, de las fuerzas constantes que buscan ser satisfechas, posibilitan que estas tareas desempeñen un papel relevante en el desarrollo cultural. Las exigencias de orden y limpieza muestran la semejanza de este proceso con el desarrollo libidinal del individuo “desplazándose las pulsiones por otros caminos(6).

Es posible pensar el nacimiento de la institución investigada a partir de los elementos que articulan la historia de un pueblo. Se sabe, sostiene Freud, que en los seres humanos existe una fuerte necesidad de tener una autoridad que puedan admirar aunque reciban maltratos. Es la añoranza del padre, de ese padre al que el héroe de la saga(7) (tema desarrollado más adelante) se gloría haber vencido. Este gran hombre es dotado con rasgos paternos: “la claridad en el pensamiento, la fuerza de la voluntad, la pujanza en la acción”, la autonomía e independencia son constitutivos de la imagen del padre (8). El mito es el relato que articula un acontecimiento primordial que tiene lugar en el comienzo del tiempo, revelando un misterio y proclamando la aparición de una nueva ‘situación’ (9).

El concepto de libido arroja luz sobre las “estructuras del vínculo”(10) de las  instituciones o masas (11), es esa energía cuantitativa de aquellas pulsiones que pueden sintetizarse como ‘amor’, que liga de modos diferentes (12) según sea su colocación en las provincias del aparato anímico. Freud autoriza a pensar una distinción de tipos libidinales (13) utilizando aquellas cualidades que prometen obtener un conjunto entre los rasgos corporales y anímicos: el tipo erótico, el tipo narcisista, el tipo compulsivo y sus tipos mixtos: erótico-compulsivo; erótico-narcisista y narcisista-compulsivo. Esta clasificación, de la que el mismo Freud tiene sus reservas, se utiliza en la investigación para pensar las cualidades anímicas de los integrantes de una institución particular, la EPM, ejemplificándose desde el material recolectado. El tipo erótico es de características sencillas, para ellos ser amado es lo más importante y la posibilidad de una pérdida de ese amor los angustia. En lo social y cultural, este tipo subroga las exigencias pulsionales del Ello. En el tipo compulsivo predomina el Superyó y la angustia es de la conciencia moral; la persona muestra un alto grado de autonomía y en lo social pasa a ser el “portador (conservador)” de la cultura,  mostrando una dependencia interna. El tipo narcisista se caracteriza por su independencia y escaso amedrentamiento, “el yo dispone de una elevada medida de agresión, que se da a conocer también en su prontitud para la actividad”; son personas que se imponen como personalidades y son aptas para promover nuevos desarrollos culturales o menoscabar lo establecido. De la combinación de estos tipos surgen los mixtos de los que sólo se describen dos: el erótico-narcisista, donde se reúnen opuestos que pueden moderarse recíprocamente: la agresividad en la actividad va unida al predominio del narcisismo. Y el tipo narcisista-compulsivo, es el que “produce mayor valía cultural”, pues a la independencia externa propia del narcisismo y al respeto por la conciencia moral propio del compulsivo se anuda la aptitud para “el quehacer vigoroso, reforzando al Yo frente al Superyó.

 Texto completo: solicitarlo a blanalvarez@yahoo.com.ar

NOTAS

(1) S. Freud, (1913).”Totem y Tabú” en Obras completas, tomo XIII. p. 187.(2) R. Kaës. La institución y las instituciones, p. 22. (3) S. Freud,(1930 {1929}) “El malestar en la cultura” en Obras completas,tomo XXI. p. 92. 384(4) S.Freud, (1927)”El porvenir de una ilusión” en Obras completas, tomo XXI. pp.4-5. (5) Ibid., pp. 92-93. (6) S. Freud, (1930 {1929}). Op. Cit., p. 95. (7) Narración épico-legendaria de las antiguas literaturas nórdicas. En Diccionario del idioma español. También se puede llamar saga “a la actualización del pasado que un pueblo acomete en una hora determinada de su historia, bajo el impulso de los principios directores y de las fuerzas determinantes del presente. J. Schreiner, “El esfuerzo científico para la comprensión del Antiguo Testamento” en Palabra y mensaje del Antiguo Testamento: introducción a su problemática, p. 62. (8) S. Freud, (1937-1939). “Moisés y la religión monoteísta” en Obras completas, tomo XXIII. p. 106. (9) M. Eliade, (1957). Lo sagrado y lo profano, pp.84-85. (10) R. Kaës y otros, (1998). Sufrimiento y psicopatología de los vínculos institucionales, p. 24. (11) Freud define la masa psicológica como un ente que consta de elementos heterogéneos unidos entre sí por un cierto lapso de tiempo y formando un nuevo ser con propiedades singulares y diferentes de lo que cada uno compone. En S. Freud,(1921). “Psicología de las masas y análisis del yo” en Obras completas, tomo XVIII. p. 70. (12) Ibid., 86. (13) S. Freud, (1931). “Tipos libidinales”,en Op.Cit., pp. 219-221

BIBLIOGRAFÍA

Eliade, Mircea. (1957). Lo sagrado y lo profano. Barcelona, Labor. 185p.

Freud, S. (1913 {1912-13}) “Totem y Tabú. Algunas concordancias en la

vida anímica de los salvajes y de los neuróticos”. Obras completas, 2da Ed.

Buenos Aires, Amorrortu Editores, tomo XIII. pp. 1-164; 179-192.

Freud, S. (1921) “Psicología de las masas y análisis del yo”. Obras completas.

2da. Ed. Buenos Aires, Amorrortu Editores, tomo XVIII. pp. 63-136.

Freud, S. (1927) “El porvenir de una ilusión”. Obras completas. 2da. Ed.

Buenos Aires, Amorrortu Editores, tomo XXI.

Freud, S. (1930 {1929}) “El malestar en la cultura”. Obras completas. 2da.

Ed. Buenos Aires, Amorrortu Editores, tomo XXI. pp. 57-140.

Freud, S. (1931) “Tipos libidinales”. Obras completas. 2da. Ed. Buenos Aires,

Amorrortu Editores, tomo XXI. pp. 215-222.

Freud, S. (1939 {1934-38}) “Moisés y la religión monoteísta”. Obras completas.

2da. Ed. Buenos Aires, Amorrortu Editores, tomo XXIII. pp. 100-132.

Kaës, R. Y otros. (1998) Sufrimiento y psicopatología de los vínculos

institucionales. Buenos Aires, Paidós.

Kaës, R. La institución y las instituciones. Estudios psicoanalíticos. Buenos

Aires, Paidós.

Schreiner, J. (1972) “El esfuerzo científico par la comprensión del Antiguo

Testamento”. Palabra y mensaje del Antiguo Testamento: introducción a su

problemática. Barcelona, Herder S.A. p. 48-71.

Trilla, J. “Caracterización de la escuela”. Ensayo sobre la escuela: el espacio

social y material en la escuela. pp. 19-33.

 

Anuncios